Novedades

Síndrome del túnel carpiano

Síntomas, tratamiento e intervención quirúrgica

Esta patología se da con mucha frecuencia y en la mayoría de los casos suele presentarse en las mujeres, puede deberse a movimientos repetitivos, posturas inadecuadas y exceso de fuerza, entre otros.

Los síntomas que se presentan se pueden diferenciar como sensitivos y motores. A nivel de la sensibilidad se presenta: dolor y sensación de entumecimiento y ardor en pulgar, índice y dedo mayor; adormecimiento en el dorso del dedo índice y dedo mayor, disminución en la sensibilidad palmar en la zona de pulgar; falta de sensibilidad en pulpejo del pulgar y dedo índice; y crisis intensas durante la noche en la que los síntomas se incrementan. Mientras que a nivel motor se distinguen dificultades en la oposición del pulgar al resto de los dedos; y atrofia de la musculatura de pulgar en la zona de la palma de la mano.

Lo que se produce es una compresión del nervio mediano al pasar por el túnel carpiano de la muñeca, por debajo de un ligamento denominado transverso del carpo. La zona de la afectación contiene musculatura y el nervio mediano, este último proporciona funciones motoras y sensoriales para el pulgar, índice y dedo medio. Lo que determinara la sintomatología del cuadro.

En sus periodos agudos puede presentarse con inflamación y dolores generalizados en el brazo afectado, en este momento pueden tratarse con un equipamiento ortésico (férula) en determinada posición para favorecer una adecuada irrigación del nervio. Pero una vez instalado el cuadro con todos los síntomas mencionados la solución es quirúrgica. En dicha cirugía se libera el nervio mediano afectado logrando el cese de los síntomas sensitivos, es en este momento donde la rehabilitación juega un rol fundamental para la recuperación total del paciente.

La rehabilitación consiste en la educación del terapeuta ocupacional al paciente sobre cuidados posturales e higiene de la zona; estrategias de intervención y vendajes que favorezcan el drenaje de la zona afectada por un proceso inflamatorio común en un etapa aguda y posquirúrgica; una rutina de ejercicios sensitivos y motores graduados que aumentaran la intensidad a medida que avance las sesiones para alcanzar los movimientos normales perdidos por avance del cuadro. Si bien la evolución puede ser lenta esta patología no suele dejar secuelas frente a una adecuada intervención y un trabajo en conjunto de los diferentes profesionales intervinientes.

Consulte a los profesionales de CQOT, que estamos a su entera disposición y los orientamos en lo que necesiten.

Centro Quirúrgico de Ortopedia y Traumatología - Av. San Martín 596. Bernal, 4259.6050 Esta patología se da con mucha frecuencia y en la mayoría de los casos suele presentarse en las mujeres, puede deberse a movimientos repetitivos, posturas inadecuadas y exceso de fuerza, entre otros.

Los síntomas que se presentan se pueden diferenciar como sensitivos y motores. A nivel de la sensibilidad se presenta: dolor y sensación de entumecimiento y ardor en pulgar, índice y dedo mayor; adormecimiento en el dorso del dedo índice y dedo mayor, disminución en la sensibilidad palmar en la zona de pulgar; falta de sensibilidad en pulpejo del pulgar y dedo índice; y crisis intensas durante la noche en la que los síntomas se incrementan. Mientras que a nivel motor se distinguen dificultades en la oposición del pulgar al resto de los dedos; y atrofia de la musculatura de pulgar en la zona de la palma de la mano.

Lo que se produce es una compresión del nervio mediano al pasar por el túnel carpiano de la muñeca, por debajo de un ligamento denominado transverso del carpo. La zona de la afectación contiene musculatura y el nervio mediano, este último proporciona funciones motoras y sensoriales para el pulgar, índice y dedo medio. Lo que determinara la sintomatología del cuadro.

En sus periodos agudos puede presentarse con inflamación y dolores generalizados en el brazo afectado, en este momento pueden tratarse con un equipamiento ortésico (férula) en determinada posición para favorecer una adecuada irrigación del nervio. Pero una vez instalado el cuadro con todos los síntomas mencionados la solución es quirúrgica. En dicha cirugía se libera el nervio mediano afectado logrando el cese de los síntomas sensitivos, es en este momento donde la rehabilitación juega un rol fundamental para la recuperación total del paciente.

La rehabilitación consiste en la educación del terapeuta ocupacional al paciente sobre cuidados posturales e higiene de la zona; estrategias de intervención y vendajes que favorezcan el drenaje de la zona afectada por un proceso inflamatorio común en un etapa aguda y posquirúrgica; una rutina de ejercicios sensitivos y motores graduados que aumentaran la intensidad a medida que avance las sesiones para alcanzar los movimientos normales perdidos por avance del cuadro. Si bien la evolución puede ser lenta esta patología no suele dejar secuelas frente a una adecuada intervención y un trabajo en conjunto de los diferentes profesionales intervinientes.

Consulte a los profesionales de CQOT, que estamos a su entera disposición y los orientamos en lo que necesiten.

Centro Quirúrgico de Ortopedia y Traumatología - Av. San Martín 596. Bernal, 4259.6050